La vida después de la cuarentena

La vida después de la cuarentena 1

Después del confinamiento nada será lo mismo, salir a tomar algo, ir al cine o a comer a algún restaurante. El regreso a la vida habitual tras varias semanas de cuarentena todo seguirá condicionado por el coronavirus con el objetivo de evitar nuevos posibles contagios.
Es por eso que las autoridades se están encargando de estudiar de qué forma se podrá regresar a las actividades lectivas, deportivas y de ocio con normalidad pero tomando en cuenta las medidas adecuadas de protección.
Algo que sí tardaremos quizá más es volver a ver llenos son los estadios de fútbol, teatros y salas de conciertos aunque quizá se podrían ir realizando poco a poco con un límite de ocupación y para a la vez mantener el distanciamiento social.
Desde que la pandemia del coronavirus fue declarada, la vida en el planeta dio un giro muy drástico. La mayor parte de la población mundial se encuentra obligatoriamente en cuarentena o en aislamiento mientras que las cifras de muertes siguen aumentando y ya superan los 200 mil, así mismo los contagios que se acercan ya a los 3.200.000.
La economía mundial también ha tenido un efecto catastrófico ya que millones de personas han perdido sus trabajos y el mundo está al borde de su peor recesión desde la Segunda guerra Mundial.
Las naciones navegan sobre lo desconocido sin alguna ruta de cómo saber actuar ante un enemigo microscópico.
No sabemos cuánto durará esta crisis y mucho menos cómo saldremos de ella. Probablemente muchas de las cosas que eran normales hace unos meses o semanas ya no vuelvan a ser igual.
Hasta el momento hay todo tipo de análisis y predicciones que intentan que entendamos esta gran crisis que atravesamos y que al parecer, apenas comienza.

El trabajo después del coronavirus

El crecimiento del trabajo online se ha estimulado debido a la crisis del coronavirus. Esto incluye tanto a los sectores de medios profesionales como a los trabajadores de la llamada [economía de plataformas]. Frente a un capitalismo avasallador y con criterios de justicia ¿Cómo crees que se pueda regular este trabajo?
Mientras el COVID-19 fuerza a las empresas y organizaciones a imponer políticas de trabajo remoto en un mundo que cada vez proscribe más el contacto físico, la tendencia de trabajar online a distancia está experimentando un impulso decisivo.

Por primera vez algunos empleados trabajarán desde su casa en contextos habilitados digitalmente y no limitados a un espacio de oficina tradicional esto mientras el virus continúa propagándose. Para millones de trabajadores de todo el mundo que hacen trabajos puntuales y trasladan su vida laboral a internet no es algo nuevo; es la manera habitual de trabajar.
Se podría catalizar al COVID-19 como el que lleve la evolución de la organización del trabajo en cualquier lugar a otro nivel mejorando considerablemente las oportunidades para colaborar, pensar, crear y conectarse de forma productiva.

Qué debe saber RH sobre la economía 'Gig' - RH AL DIA
Una gran parte de los millenials e integrantes de la Generación Z hoy en día experimentan el modelo de la economía gig (el cual consiste el hacer trabajos esporádicos m

ediante “acuerdos virtuales” de corto plazo para diversificar los ingresos) precisamente por la flexibilidad y libertad que ofrece el trabajo digital remoto.

Para que el impacto de la crisis del COVID-19 en los mercados laborales tenga menos alcance es fundamental una recuperación más amplia, hábil e inclusiva. Necesitamos hacer que nuestros mercados laborales estén construidos sobre el principio de la dignidad humana y el potencial de un trabajo digital decente para todos, en pocas palabras necesitamos que nuestro futuro digital sea inmune al virus.
Se trata de definir un modelo de responsabilidad digital por defecto; una actitud totalmente diferente en la sociedad respecto al rol de los estados y el sector privado para así asegurar que los estándares laborales se actualicen para responder mejor a la realidad que está en constante cambio de los ámbitos digitales de trabajo.

En estas trágicas circunstancias se trata de readaptar los mercados laborales, los sistemas de protección y asistencia social para así asegurar que todos tengan la capacidad de concretar el derecho humano a la seguridad social en la era digital Post COVID-19.

Podemos crear un futuro de trabajo justo si es que se hacen las cosas bien

Hacer que incluyan el trabajo digital precario dentro del ámbito de la protección social. Ojalá se tomen acciones a favor de un trabajo digital decente y lo hagan. Este mensaje va directo hacia legisladores, empleadores, trabajadores y sus representantes; hay que prepararnos para el día después.

La economía después de la pandemia

La crisis del coronavirus vuelve a recordarnos la fragilidad de la vida humana más allá de las consecuencias económicas.

No sabemos si quizá después de esta pandemia vengan otras y de ser así tendremos que aprender a convivir con la idea de que un organismo microscópico hace tambalear el sistema capitalista en todo el mundo.
El descenso en la producción y el consumo tendrá un impacto importante tanto en el número de puestos de trabajo, ingresos de las familias y en la capacidad de recuperación económica, todo esto como consecuencia del coronavirus.

La mejor solución en término sanitarios por el momento es que los gobiernos se muevan entre o confinen a todo el mundo ya que esto implica un grave perjuicio para la economía o por otro lado mantener la actividad económica al precio de un colapso sanitario y por tanto también de un elevado coste en términos de vidas humanas; “O la vida o la economía”.

“Hay esperanza de que podamos comenzar a ver el mundo de manera diferente. Tal vez podamos ver nuestros problemas como compartidos, y la sociedad como algo más que una masa de individuos que compiten entre sí por la riqueza y la posición social. Quizás, en el corto plazo, podamos entender que la lógica del mercado no debería dominar tantas esferas de la existencia humana como lo permitimos actualmente”, escribió Peter C. Baker

El cambio climático después de la pandemia

Durante la pandemia del coronavirus el cambio climático ha sufrido graves cambios; la temperatura sigue subiendo, los glaciares se derriten y los desastres naturales acechando por lo que no se puede detener la lucha contra el cambio climático.
Los científicos alertan sobre las consecuencias que el calentamiento global ha tenido sobre nuestra salud, comida y el futuro de la humanidad; Ya hace 50 años desde el primer Día de la Tierra.
“Si bien el COVID-19 ha provocado una grave crisis económica y sanitaria de alcance internacional, el hecho de no hacer frente al cambio climático puede poner en jaque el bienestar de las personas, los ecosistemas y las economías durante siglos. Tenemos que aplanar la curva tanto de la pandemia como del cambio climático”, afirmó Petteri Talas.

La actual pandemia de COVID-19 es un claro recordatorio de la vulnerabilidad de los humanos y del planeta frente a amenazas de magnitud global. Debe ser abordado el daño descontrolado al medio ambiente.

El jefe de la ONU reiteró que la crisis actual es una llamada de advertencia sin precedentes y que es necesario convertir la recuperación en una verdadera oportunidad de hacer lo correcto en el futuro.

Ultra

Somos orgullosamente mexicanos, contamos con el respaldo de más de 30 años de experiencia y somos la empresa de seguridad privada con mayor presencia en todo México.

Contáctanos

Oficina:
4777 - 0300

Correo:
ventas@corportivoultra.com

Ubicación

Ing. Militares No. 36 Col. Lomas de Sotelo

Logo Ultra

copyright ©2020 coporativoultra.com all rights reserved